lunes, 20 de agosto de 2012

Pintando con pinceles by Kind


Gabriel Pinciroli, alias Kind, encaró casi al unísono la pesca con artificiales y la creación de sus propios artesanales, con un entusiasmo  digno de admiración, En el foro en que lo conocí, dio rienda suelta a su pasión por la escritura, con empecinadas crónicas donde  enumeró los pasos de su crecimiento.

En la creación de artificiales, además de lograr buenos diseños, se ha destacado por la destreza con que maneja los pinceles, logrando terminaciones increíbles que demuestran que maneja muy bien las técnicas.


Se ve con frecuencia trabajos de muy buen nivel de construcción que se desmerecen justamente en la aplicación de pinturas. Es la intención de este tutorial elaborado por Gabriel, darle una mano a aquellos que cuentan solo con pinceles a la hora de decorar sus “caseritos”, pero que no saben bien como usarlos, entre los cuales me incluyo!

Gracias Kind por el aporte!..Sinceramente invalorable!

Buena Pesca!


Esfumado a pincel paso a paso  por Gabriel "Kind" .Pinciroli

El objetivo de esta nota es explicar la técnica de esfumado de los colores al pintar con pincel, para lograr así optimizar la terminación de nuestros señuelos con un acabado prolijo que no se restrinja a diseños y combinaciones con líneas bien delimitadas como el característico “cardenal”, y que podamos realizar otras variantes aparentemente más difíciles como el “firetiger”. Cabe aclarar que la técnica que voy a describir se basa en el uso de pinturas acrílicas al agua, por lo que no es aplicable al esmalte sintético y otras pinturas no solubles en agua (no es que la técnica no sirva con esas pinturas, es que hay que aplicarla de otra manera).

Veamos primero tres cuestiones previas al momento de pintar. Ante todo los materiales:

1)  Pinturas acrílicas: los frasquitos de plástico de 50 cc de marcas como “Monitor”, “Creativa”, “Eterna”, “Delarte”, etc., son fáciles de conseguir en cualquier librería y además son económicos.


Cuidado, la presentación en pomos metálicos o plásticos (tipo crema dental) no siempre es garantía de mayor calidad para uso artístico, sí lo es de mayor precio; de todas maneras, para nuestros fines no es necesario comprar las marcas más caras que puede buscar un pintor. Conviene arrancar comprando blanco, negro, los colores primarios (amarillo, rojo y azul), los secundarios (naranja, verde y violeta) y algún otro en el que estemos especialmente interesados como alguno flúo o metalizado (en ambos casos no esperemos grandes resultados). Supuestamente con los colores primarios debería alcanzar, pues al mezclarlos se consiguen todos los demás colores, pero eso es sólo teoría, en la práctica muchas veces el matiz que buscamos es inalcanzable por mezcla y debemos comprarlo preparado. Las mezclas no suelen lograr la saturación, la intensidad de color que buscamos (traten de hacer violeta y van a ver cómo siempre les sale un color sucio, opaco y algo desteñido), o no siempre responden a la teoría tal cual se nos enseñó en las clases de plástica de la escuela (por ejemplo: la teoría nos dice que mezclando amarillo y azul se consigue verde, la práctica nos muestra que muchos matices del verde se logran mezclando amarillo y negro, no azul).

2)  Pinceles: es conveniente contar, sobre todo al principio, con varios pinceles, no uno o dos, y de diferentes tipos y medidas. Recomiendo que se compren como mínimo pinceles redondos nº 0, 4, 6 (del nº4 compren dos porque es el que más van a usar), y un pincel chato de punta recta nº 14 para pintar rápido la primera mano o los colores que abarquen mucha superficie.


Los pinceles chatos de punta en ángulo son prácticos para hacer rayas o guardas en el lomo o en los laterales de los señuelos, pero no son imprescindibles, podemos hacer lo mismo con los de punta redonda. Para detalles mínimos o correcciones de alguna pincelada que se nos haya escapado suelen resultar muy prácticos los pinceles viejos ya gastados, de esos que les quedan tres pelos nomás. En general conviene buscar que el pincel sea lo más suave posible para que no deje marcas al pintar. Por el contrario, si buscamos pintar con textura, deberemos usar pinceles de cerda dura. Además, hay que tener a mano la tijera e ir recortando los pinceles a medida que se gastan para que siempre tengan la punta en condiciones óptimas.

3)   Agua: vamos a necesitar un gotero para poder controlar la cantidad de agua que echamos a los colores al prepararlos, y dos recipientes con agua limpia para enjuagar los pinceles mientras pintamos.

4)  Repasador: siempre se necesita tener a mano un trapo bien absorbente para limpiar algún error, repasarnos las manos y, sobre todo, secar los pinceles. Conviene que el trapo sea blanco o de color claro para ver si el agua que desprende el pincel luego de que lo enjuagamos aún tiene restos de color que podrían llegar a mezclarse al reutilizar el pincel.
La segunda cuestión previa a pintar es la elección de los colores que vamos a emplear. La opción más simple es copiar el diseño y la combinación usada por alguna marca reconocida en sus señuelos. Ahora si queremos soltar la creatividad, lo mejor es recordar el círculo cromático y seguirlo para evitar caer en combinaciones fallidas, de esas que nos parecen correctas al imaginarlas y en cambio cuando las vemos sobre el señuelo notamos un contraste desagradable.



Los colores marcados con una “P” son los primarios, con una “S” los secundarios y con una “I” los intermedios. Al elegir los colores podemos usar dos criterios fundamentales:

1)        Proximidad en el círculo, o sea: seguir una gama (por ejemplo: lomo rojo, laterales naranjas y panza amarilla).

2)        Usar colores complementarios, es decir los que se encuentran diametralmente opuestos en el círculo (verde-rojo por ejemplo); en este último caso es necesario, además, considerar el nivel de saturación o intensidad de los colores: cualquier verde no quedará bien junto a cualquier rojo, tienen que ser colores con el mismo grado de saturación. 
Seguir cualquiera de esos dos criterios nos garantiza que los colores elegidos combinen bien.

Por último, la tercera cuestión previa al pintado que quería comentar es la preparación de la superficie sobre la que vamos a trabajar. El señuelo debe estar lo más liso posible, o sea que hay que lijarlo muy bien, tanto si pintamos directamente sobre la madera como si lo hacemos sobre otro material (fondo para madera, sellador, masilla, etc). El lijado produce mucho polvillo, así que hay que estar atento a que no queden restos en las cavidades de los ojos o en los detalles del tallado.También hay que ser cuidadoso con la paleta, lo mejor es cubrirla con cinta de enmascarar.

Para ilustrar mis palabras voy a mostrar como pintar un crank “firetiger”. Aquí está listo para la pintura, es el del medio:


Ahora sí pasemos a la técnica de pintado. Hay dos formas de lograr un pasaje gradual o esfumado de un color a otro: una por transparencia y otra por mezcla; al pintar con acrílicos los señuelos combino las dos según las manos. En la primera mano de pintura, los acrílicos pueden usarse más diluidos en agua porque es una mano para cubrir el color de base (que dependerá del material que hayamos empleado; en mi caso, el rosado de la masilla universal a la piroxilina; dejo este color y no aplico una primera mano de blanco porque resulta un buen fondo para el “firetiger”, dado que sobre todo el naranja pero también el verde lo cubren sin problemas; en cambio, para otra combinación donde predominaran colores de escaso poder cubritivo, como el amarillo, sí convendríadar una primera mano de blanco) y de esa manera lograr una superficie más pareja y más fiel al color en las manos posteriores.

Aquí los colores preparados, nótense las burbujitas que delatan la disolución en agua:


En la primera mano la base absorbe mucho y cambia el matiz del color, por lo común lo oscurece y lo enturbia. Como después vendrán varias manos más a definir los colores, nohay que preocuparse por la desprolijidad inicial. Al pintar entonces la  primera mano, los colores deben superponerse, o sea: se aplica uno sobre otro, sin mezclarlos, pintando a partir del color más oscuro o intenso; en el caso del “firetiger”, irá primero el lomo verde bajando apenas sobre el lateral, no mucho y manteniendo un borde irregular; luego la panza naranja subiendo sobre el lateral un poco y por fin, cuando ya se secaron los otros dos colores, se pintarán los laterales amarillos cubriendo tanto la parte verde como la naranja, siempre de manera irregular, nunca en línea recta.





Al secarse esa primera mano, en la zona de superposición de los coloresse va a percibir un efecto de transparencia y debajo del amarillo se notarán el verde y el naranja. Luego, en las manos siguientes, el proceso se complica: habrá que mezclar los colores mientras se va pintando, por lo que necesitaremos usar varios pinceles, los tarritos de agua limpia y el repasador.Se empieza a pintar el lomo verde (siempre se comienza por el color más intenso y oscuro) y tras bajar sobre el lateral, se toma otro pincel y se pinta de amarillo; de inmediato tomamos otro pincel limpio o se enjuaga y se seca el que estábamos usando (aquí es donde se vuelve importante que el repasador que usemos sea blanco o de color claro para poder notar al secar el pincel si quedó limpio o aún larga color) y se empiezan a mezclar los dos colores, verde y amarillo, en la zona en que se superponen siempre con pinceladas breves. Si se secan muy rápido, se moja el pincel en agua limpia (por eso dos tarros: uno para limpiar los pinceles con el agua que se va poniendo cada vez más turbia, y otro con agua siempre limpia), se lo seca apenas, pero no del todo, con el repasador y con el agua que queda en el pincel se vuelven a humedecer los dos colores para facilitar su combinación. No se puede pintar de esta manera todo un lateral de una sola vez, hay que ir avanzando de a poco, de a 2 cm aproximadamente.



Eso es todo el secreto del esfumado. Si se le pierde el miedo y se tiene paciencia, con un poco de práctica se vuelve algo automático y sencillo. Cuando ya se domina la técnica, ahí sí se pueden pintar extensiones mayores de una sola vez y usar un solo pincel para hacer todo.

Si en la 2º mano la mezcla de los colores no resulta demasiado prolija, no hay que preocuparse porque la terminación fina vendrá con la tercera o cuarta mano, según los colores, a veces incluso hay que dar cinco o seis, como en el caso del amarillo, que no cubre nada, en cambio el verde a la tercera mano ya está casi perfecto.

Aquí el crank tras la tercera mano:



Aquí tras la cuarta, con el verde, el naranja y las zonas de esfumado ya bien terminados, pero con el amarillo aún desparejo:



Aquí con la pintura terminada tras retocar varias veces la parte amarilla:




Aquí ya secándose la pintura luego de hacerle las guardas:


Aquí el crank terminado con tres manos de laca y los triples puestos:


Algunos consejos extra:
  • Lo mejor sería que antes de pintar un señuelo se haga una prueba o dos en un taco de madera hasta tener una idea clara de cómo manejar los colores que hayamos elegido. Hay que tener en cuenta que los colores difieren mucho entre sí y cada uno tiene diferente poder de cobertura, así que cada uno demanda diferente trabajo.
  • Si bien el acrílico se seca rápido, igual da un tiempo como para subsanar cualquier error; si se escapa una pincelada, se corrige con el pincel mojado en agua limpia o con el trapo apenas humedecido. 
  •  Si vamos a pintar con un color producto de una mezcla, es conveniente hacer mucha cantidad aunque luego sobre, ya que el color debe alcanzarnos para todas las manos que precisemos dar y, si se nos acaba antes, es imposible que repitamos la mezcla con exactitud, nos puede salir un color parecido pero nunca igual.
  •  Es importante esperar el tiempo suficiente entre mano y mano como para que la pintura se haya secado por completo, si nos apuramos y pintamos de nuevo con la mano anterior aún húmeda, lo único que haremos será aflojar y remover nuestro trabajo anterior e incluso podemos llegar a arruinarlo.
  • Si debemos interrumpir la pintura para continuarla al día siguiente o si sobró mucho color y queremos aprovecharlo para otro señuelo, le agregamos al color ya preparado unas gotas de agua como para que no se seque tan rápido. De todas maneras es difícil que las cantidades mínimas que preparamos no se sequen en el transcurso de unas horas, a lo sumo una noche.
  • A veces algunos detalles del tallado, si son muy superficiales, se pierden un poco al pintar y ya no se los distingue nítidamente. Para resaltarlos se puede entonces sombrear el color en torno a la talla para darle volumen visualmente, o sea aplicar la técnica del esfumado pero no mezclando dos colores distintos sino el mismo color con su variante oscurecida levemente. Este oscurecimiento del color para el sombreado se consigue de dos maneras: la más tradicional es agregando negro; la otra posibilidad, más innovadora y de efecto peculiar, es agregando el color complementario (es decir el diametralmente opuesto en el círculo cromático).El sombreado, al dar volumen, no sólo resalta la talla sino que también puede reemplazarla o fingirla: en los laterales del señuelo resulta muy efectivo sombrear un arco junto a los ojos para imitar las agallas del pez. 
Por último quiero agradecerle a Telmo la invitación a participar en este espacio al que tantas veces ingresé para buscar información o para fantasear con hacer algo que pesque, para mí fue un honor y gustazo hacerlo.


16 comentarios:

  1. A la pelota que quedan lindos esos señuelos ! ! ! !
    Si algun dorado tiene la osadía de rayarlo lo mato, ja ja ja
    Muy buena nota Telmo, como siempre.-
    Un abrazo
    claudio

    ResponderEliminar
  2. Espectacular trabajo te tomaste Kind, muy bueno y enriquecedor tu aporte, muchas veces intente difuminar colores con pinceles pero siempre con malos resultados, espero a partir de están nota poder lograr algo parecido a lo que mostras.
    Me parece particularmente muy interesante la parte en la que explicaste la correcta manera de seleccionar los colores, para mi es de mucha ayuda.
    Telmo, cada vez mejor tu blog, verdaderamente estás incluyendo trabajos que dan mucha información interesante para quienes están en esto de los artesanales.
    Saludos
    WalterSP

    ResponderEliminar
  3. Tomado en cuenta y a practicar...

    Como siempre, un placer leer toda la info que nos permita crear.

    Fuerte abrazo !

    ResponderEliminar
  4. Gabriel,
    Nos acercas un estilo distinto, simple y efectivo.
    Hoy por hoy la mayoria pensamos que si no es con aerografo no se puede pintar y nos has demostrado que el error era mayusculo!!!
    Hermoso trabajo y una muy linda nota para un gran blog.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Como siempre agradezco la participación de los amigos en este blog!...

    Comparto planamente el razonamiento de Gonzalo que esta nota demuestra que no es necesario hacer grandes inversiones para lograr buenos resultados!...

    Que este espacio les/nos sea de utilidad es parte del objetivo!...Gracias a todos por pasar y comentar!...

    ResponderEliminar
  6. Muy buena nota, hasta con circulo cromatico.... todo un lujo.
    Mis felicitaciones a ambos
    Abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hace dos noches no podía dormir, y decidí pintar un lipless que hice.. Asi que me encontraba a las 2 am pintado el muñequito. Esperando que seque me conecté y entré acá, y ví tardíamente el secreto que tendria que haber usado un rato antes, me quise matar!, pero bueno; ya me leí varias veces ésta técnica y la voy a emplear.
    Muy buena nota Kind, felicitaciones por lo logrado y muchas gracias por brindar la técnica y la data necesaria que gira al rededor de ella.


    Juano_


    ResponderEliminar
  8. Gracias a todos por tomarse la molestia de comentar y a Telmo por dejarme participar de este espacio!
    Ojalá que esta nota les sirva como a mí me sirvieron otras de este blog sin el cual nunca me hubiera animado a hacer un señuelo.
    Buena vida y buena pesca!
    Kind

    ResponderEliminar
  9. Simplemente fantástico!!! Muchas gracias por hacernos perder el miedo a los pinceles con este sancillo pero súper instructivo informe!!

    ResponderEliminar
  10. Estupendo manual de pintura, está claro que no hace falta más que un poco de paciencia sin complicarnos demasiado. Buena pesca y un saludo


    Pako

    ResponderEliminar
  11. EXCELENTE NOTA !!!!!....Otra no me queda decir !!!! Gracias Sres. Telmo y Gabriel por compartirla ! A mi me sirve enormemente ya que también pinto mis señuelos a pincel. Día a día aprendo muchísimo leyendo este site y no deja de sorprender por las técnicas que aquí aprendo. Les agradezco vuestra contribución !
    Cordialmente.
    Jorge Omar Santo Scorpino (Avellaneda - PBA)

    ResponderEliminar
  12. Gracias Jorge por pasar!... este aporte es todo merito del amigo Kind.....

    ResponderEliminar
  13. LAS 3 CAPAS DE LACA HACEN QE SE PONGA AMARILLENTO EL COLOR DE LA PINTURA? Y HACE QE DURE MAS LA PINTURA? O SE DESCOLEREAN RAPIDO IGUAL CON LOS ATAQUES DE LOS PECES?

    ResponderEliminar
  14. No amigo!...si la laca es de buena calidad, como ha usado Kind en esta oportunidad no amarillea nunca. Eso es mas factible si usas barniz sintético común para madera.

    Ahora, si bien la laca protege 100% a la madera en su contacto con el agua, hace lo que puede con las mordidas de nuestras especies cazadoras como dorados y tarariras. Estos peces tiene buena mordida y sobre todo buenos dientes, y a la larga terminan destruyendo cualquier protección que queramos usar...Pero no hay nada mas lindo que tener un señuelo lleno de marcas!..es la prueba contundente de que ha pescado!

    ResponderEliminar
  15. exelente informacion me biene al pelo dado que todavia no he podido adquirir un aerografo gracias

    ResponderEliminar