miércoles, 19 de marzo de 2014

Mi proceso de pintura (parte 2)



Siguiendo con la consigna de desarrollar el tema pinturas para señuelos en base a la subjetividad de mi experiencia, tratare de explicar en esta entrada cuales son los pasos que aplico en cada uno de mis trabajos, mas algunas reflexiones del trabajo en general. Por ultimo detallo algunos tips relacionados a diferentes productos que me han ayudado a darle algún detalle adicional en las decoraciones.







Consideraciones generales y descripción de los pasos:

Es importante saber que la mejor pintura, aplicada con la mejor técnica, y por mas poder cubritivo que posea, solo se limitará a “vestir” la superficie, pero no a rellenar, completar, o nivelar…Todas las imperfecciones que tenga la superficie a pintar, serán reflejadas a través de la capa de pintura e inclusive, dependiendo de la incidencia de la luz, hasta pueden verse empeoradas.

Es por eso que para mi, el proceso de pintura comienza en el trabajo de lijado y pulido del soporte (que en general para el tema que nos convoca es la madera), tarea tan odiada!!! Pero como he dicho en alguna otra entrada de este blog, “hay que hacerse amigo de las lijas!”…

Luego de tener la superficie pulida lo mejor posible, la segunda etapa consiste en sellar la madera para protegerla y además lograr una nueva superficie mas lograda en calidad, a efectos de aplicar la pintura.

Posteriormente al sellado de la madera se está en condiciones de aplicar la decoración que incluirá la pintura propiamente dicha y también otros detalles (ojos, aletas, etc) ya sean pintados o aplicados. Generalmente se comienza a pintar con una mano de color blanco para que los colores resalten y se vean mucho mas naturales.

Aplicada la decoración sobreviene la etapa final de proteger todo el trabajo con algún producto transparente, que le dará más resistencia a los malos tratos, protegiendo también del contacto con el agua y a su vez otorgando un brillo que en general a los señuelos les sienta muy bien.

Es fundamental conocer cada uno de los productos a utilizar en estos pasos, y como reaccionan entre si, con el fin de no generar incompatibilidad entre diferentes “sistemas de pinturas” que echen a perder el trabajo realizado

En la entrada anterior (Mi proceso...) cuando hago la división de los diferentes tipos de pinturas, agrupándolas por su solvente, lo hago intuyendo que cada uno de estos “sistemas” interactúa con el otro de diferente manera.

Mi criterio, y sin ninguna otra fundamentación que la prueba y el error, es no mezclar sistemas que tengan como diluyentes aguarrás y thinner, aunque si puedo mezclar individualmente estos con los que se diluyen al agua.

Es así que si sello la madera con algún sellador o tapa poros al aguarras, podré pintar los colores en acrílico al agua o sintéticos y terminar con barniz.

Por lo contrario, si ese sellador se diluye en thinner podré pintar con acrílicos al agua o tintas al thinner y proteger mi trabajo con lacas.

Tal cual lo expuesto en la primera parte de esta nota publicada con anterioridad, esto no intenta ser el ABC de la cuestión y no implica que no puedan obtenerse buenos resultados usando otras combinaciones. Solo puedo dar fe que usando estos criterios he obtenido un método de pintura propio y que me resulta optimo para el trabajo que desarrollo.

De mas está decir que siempre es bienvenido el debate a fin de incorporar nuevas experiencias sobre todo en este tema que uno no terminará jamás de abarcar en su total magnitud, y entendiendo que la tecnología pone a nuestra disposición todo el tiempo nuevos productos.


Mi proceso de pintura:

Es muy probable que el trabajo de colocar un alma de alambre de acero en una ranura que atraviesa longitudinalmente el cuerpo del señuelo, como así también la construcción de rattlin, la colocación de contrapesos y hasta la colocación de la paleta, deje imperfecciones en la superficie del señuelo, por mas prolijo que se haya realizado el relleno de bicarbonato y cianocrilato.

Nota al margen:
A continuación puede verse, a modo de ejemplo, un prototipo de señuelo en diferentes etapas de lijado.











Si estas imperfecciones son mayores, utilizo masilla poliéster ultra fina de dos componentes (la blanca de chapista) aplicada a espátula sobre la superficie. Una vez seca se lija y pule fácilmente con lijas del tipo “no empaste”. Este proceso lo repito tantas veces como sea necesario, hasta lograr que no queden imperfecciones en la superficie.

 

Una vez lograda una superficie lo mas lisa y pulida posible, es factible optar por aplicar la pintura, pero esto dejará a la vista la vetas de la madera y es mas, si aplicamos masilla para tapar imperfecciones, se notarán las diferencias de texturas entre esta y la madera.

Lo ideal en esta etapa es usar algún producto que selle totalmente la madera, lo cual será de suma importancia para protegerla bien del contacto con el agua, pero además se logrará una superficie de mucha más calidad para lograr una buena aplicación de las decoraciones.


Luego de probar varios de los productos desarrollados para esta tarea, como lo son los tapaporos y selladores, recordé con agrado un viejo secreto de “ronda de mate” que me otorgara hace muchos años un mas viejo pintor de autos, compañero de trabajo de ese entonces y que yo había puesto en práctica muy pocas veces en trabajos de mucha mas envergadura (puertas, muebles) : El secreto era la masilla a la piroxilina.

Se trata nada mas ni nada menos que la masilla colorada que usan los pintores de autos, pero el viejo secreto del viejo amigo incluía un dato no menor: diluida en thinner de excelente calidad!.



De esta manera se obtiene un sellador líquido, de gran adherencia a muchas superficies, que ayuda a corregir imperfecciones menores, y puede ser aplicado ya sea a por inmersión, con pincel o con soplete, logrando que la madera quede totalmente protegida y con una superficie muy lisa.

Además, por tratarse de un producto que se diluye e thinner, soporta mas que bien los baños de laca, y puede lijarse para quitar imperfecciones o para pulirla con el uso de lijas al agua bien finas y bien mojadas.

Nota al margen I:
Si se usa un thinner de dudosa calidad para diluir esta masilla, la misma se separará en finas hebras de consistencia gomosa, exudando un producto algo aceitoso y se hace imposible utilizarla.

Una vez sellada con la masilla colorada, la superficie está en condiciones de recibir la pintura que genere la decoración que corresponda y en función del tipo de pintura elegida se terminará el trabajo con la aplicación de algún lustre a base de barnices o lacas.







Ocasionalmente si quiero destacar mas aún el brillo del señuelo, sobre todo cuando el lustre lo doy a soplete, uso pasta de pulir fina, remuevo el excedente con aguarras y finalmente un poco de Autopolish Clásico!

En un sencillo diagrama de flujos, intentaré resumir todo este palabrerío que a esta altura ya no se si es tan claro como espero.



Sobre todo al principio, cuando hacemos los primeros señuelos, y la atención está puesta mas que todo en la natación de nuestras creaciones, es mas que lógico que el hobbista decida no invertir y aprovechar productos de pintura que ya tenga en su poder, o consiga de forma fácil, sin saber como pueden reaccionar entre ellos.

En estos casos es recomendable manejarse por el método de la prueba y el error.
  
Prueba y error:

En el caso de la pintura, el método de prueba y error es muy fácil de realizar.

Obvio que se puede hacer la prueba directamente sobre el cuerpo del señuelo, pero no es la idea!. La idea es que, una vez abocados a la tarea de pintura en el original, transitemos un camino seguro!...

Para ello debemos hacer diversos testigos o probetas del mismo material en que construimos el señuelo, que no son mas que pequeñas porciones de ese material, de forma y tamaño totalmente arbitrario, donde podamos ir aplicando los diferentes productos que queremos usar, respetando los mismos pulidos, aplicaciones y tiempos de secado que haríamos sobre el señuelo.

De esta manera veremos cual de los testigos arroja los mejores resultados, dándonos la seguridad que necesitamos para darle terminación a nuestro trabajo.

Misceláneas

Craquelado

He usado (y abusado) de este recurso!

Uso un set craquelador de la marca Eureka que consta de un barniz base y un craquelador propiamente dicho.

Con los colores en acrílicos ya dados y bien secos, aplico una mano a pincel bien cargado del barniz base en toda la zona a tratar. Es muy suave y autonivelante así que usando un buen pincel de cerdas suaves casi ni se notan las pinceladas.

Lo dejo reposar hasta que el barniz comience a secar, tiempo que dependerá de las condiciones del ambiente,  y antes que termine este proceso, cuando aún está pegajoso al tacto aplico el craquelador, también a pincel y bien cargado.




Al igual que con el barniz base, dependiendo de las condiciones, el craquelador comienza a secarse y a generar el efecto deseado.

Es notable como puede acelerarse el proceso y profundizar las grietas que se generan si acercamos el modelo a una fuente de calor, tomando los recaudos del caso…

Una vez craquelado a mi me gusta aplicar una pátina de acrílico con color en contraste y bien diluida, para poder retirar con un paño limpio y seco el excedente, quedando el resto entre las grietas craqueladas.

Un ejemplo que puede verse en otra nota del blog:



Uso de tintas rotring, y marcadores indelebles

En este caso, por disponibilidad y economía no cabe duda que lo mas difundido son los marcadores indelebles.

En general se usan para hacer detalles, lunares, pintar ojos, agallas, etc. una vez aplicada la pintura y sumar con esto algunos detalles, aunque no siempre lo que suma aporta….

Estoy convencido que es muy superior para estos menesteres, sobre todo por la calidad de los trazo logrados, el uso de tintas del tipo “Rotring”, aplicadas con las viejas y ya en desuso puntas de dibujo técnico o en su defecto (y mas viejo aún) tiralíneas o plumines.. Lamentablemente el costo de estas tintas es alto y cuando quise reponer la que tenía la billetera me convenció fácilmente que un indeleble estaba bien…. (este comentario delata mi vejez!)

Barniz poliuretánico al agua

Luego de hacer los detalles con marcadores indeleble suele ser recomendable el uso de este producto para cubrirlos antes del laqueado o barnizado final y estar seguros que no se velaran por la acción de los diferentes solventes.

Obviamente que si hemos hecho testigos para el método de prueba y error, sería bueno incluir a estos marcadores dentro de las pruebas.

Al igual que el craquelador, ofrece una superficie muy autonivelante y usando un pincel de cerdas suaves no se notarán las pinceladas luego del laqueado final.


Mascara liquida para aerografia

Estoy en la edad de piedra en relación al uso de este producto, pero le veo un gran potencial!

Como su nombre lo indica es una máscara. Se trata de un liquido medianamente viscoso que una vez aplicado y seco se transforma en una goma, cubriendo las partes del modelo que no queremos pintar. Aplicada la pintura, se retira fácilmente sin dejar marcas, dejando a la vista justamente la superficie que cubría.

El problema es que por ahora no encontré la forma de aplicarlo bien, arruina los pinceles y no logro hacer líneas bien definidas. Los mejores resultados, para superficies y detalles bien chicos los he logrado aplicando con la punta de un escarbadientes, nada profesional que digamos, pero por ahora no encuentro método mejor.



A modo de ejemplo, agrego fotos de unos señuelos pintado usando esta máscara: El popper pintado con acrílico luminoso como base y enmascarado luego para recibir el negro, y en el caso del crank UL, la cresta y la paleta fueron tapados con la máscara líquida para poder realizar la decoración del cuerpo sin afectarlos.




Aplicación de vinilos 

Últimamente he incorporado para la realización de detalles, ojos, etc. el uso de vinilos autoadhesivos del tipo que se usan para la grafica (adhesiva obviamente!) en vidrieras y marquesinas.

Se comercializan por metro, y he conseguido que me vendan cortes de 20 cm por el ancho del rollo que debe ser de unos 0,70 mts. O sea salen millones de ojitos!

Para los ojos  directamente los corto con sacabocados y los pego, dando la posibilidad de corregir la posición sin dejar marcas.

Además, cortando a mano alzada con la trincheta bien afilada, lo he usado para hacer pequeños detalles.



Soportan bastante bien el laqueado, aunque muchas veces se arrugaron un poco en la primer mano, tienden a emparejarse con las sucesivas capas y casi ni se nota.

Le veo mucho mas potencial si me animara a mandar a hacer los cortes en un ploter, pero es uno de los tantos proyectos que están en cartera a la espera de ser puestos en marcha.

A modo de ejemplo agrego unas fotos donde pueden verse detalles hechos con vinilos:





Primer de relleno

Es también un producto de la línea automotriz y le doy exactamente el mismo uso que a la masilla colorada a la piroxilina. Para mi es un poco menos rendidor y a la hora de tapar alguna imperfección menor, es mas suave que la masilla, pero no por eso es mala opción, sobre todo porque da una superficie grisácea muy clara que facilita las primeras manos de pintura. . Ahora, a la hora de comprar, no tengo duda que elijo la masilla colorada.



Finalmente me quedan muchas mas opciones a tener en cuenta, como las pintura Matisse que son las mejores opciones que encontré en pinturas fluo, como así también unos productos que vengo probando de la marca Glow (www.pinturasglow.com.ar/) que tienen muchas novedades, pero esta nota se ha hecho por demás extensa y supongo que a razón de ello un tanto engorrosa.

De mas está decir que este tema tiene la dinámica del aprendizaje y a medida que uno practica y pone a prueba diferentes opciones, va modificando sus procesos productivos y con ellos su resultados a la hora de la terminación.

Creo que para completar un tríptico, habría que desarrollarlo desde el punto de vista de la aplicación propiamente dicha, sobre todo con aerógrafos y  hablando gamas de colores a utilizar, efectos a lograr con la decoración, y mil etc mas que completarían la nota iniciada por Gabriel Pinciroli (Pintando con pinceles by Kind), pero la verdad no creo estar a la altura de las circunstancias ya que apenas me defiendo con el aerógrafo.... por ahora queda en el tintero!

Acá el enlace a la Parte 1: Mi proceso de Pintura (Parte 1) 

Buena pesca!







11 comentarios:

  1. muy bueno Telmo y de gran ayuda, muchas gracias!

    ResponderEliminar
  2. Estupendo tutorial. A ver si averiguo si se puede conseguir thinner por aquí ya que he preguntado en algunas tiendas de pintura y no saben de que hablo.

    Un saludo


    Pako

    ResponderEliminar
  3. Buenas noches señor Telmo, quiero contarle que soy un enamorado de la pesca, como asi tambien del mundo que gira entorno a ella. Descubri su pagina y me lance una vez mas en busca de la satisfaccion que se tiene al fabricar algun elemento, cualquiera sea este, que tenga que ver con la pesca. Estoy en proceso de mi primer señuelo, y creame que si hoy , estoy intentando hacer este muñeco, es por pura influencia de su parte! Prometo subir o enviarle una foto ni bien este terminado. Muchas Gracias por las ganas que impulsa desde esta pagina...

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Ariel! estos son los comentarios que me animan a seguir buscando y elaborando trabajos para publicar. En ellos veo cumplido mi objetivo de difundir esta pasión!. Muchas gracias nuevamente y espero tus fotos

    ResponderEliminar
  5. Muy buena ilustración del pintado de señuelos Telmo agradecido, como una novedad y sugerencia, no has intentado trabajar con un material mas sencillo y de menor costo económico, como ser la Pintura de Uñas, las que usan las Mujeres...!!!

    Un abrazo desde Santa Cruz, Bolivia
    Jackson

    ResponderEliminar
  6. Jackson las pinturas de uñas son una buena opción, porque además vienen en una linda gama de colores e inclusive vienen craqueladores que aportan buenos efectos. El tema es que no todas soportan un laqueado posterior y en lo personal me gusta mucho mas el resultado de pinturas que permitan ese laqueado. De todas formas las pinturas de uñas las considero una opción, inclusive mucho mejor que otras, como por ejemplo las sintéticas

    ResponderEliminar
  7. Hola amigo, comsulta. El acrílico al agua soporta bien el barniz poliuretanico como ese que usas de glasurit? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo, nuevamente te molesto. Me refiero al barniz poliuretanico de dos componentes, vos decis que el acrilico al agua lo soporta bien? disculpa si no soy claro... agradecería tu ayuda, porque consulté en mercadolibre y me dijeron que ese barniz es para pintura bicapa y también soporta esmaltes al agua. Glasurit no consigo, solo pude ver algo de sherwin williams. Se agradece tu ayuda. Saludos

      Eliminar
    2. Yo creería que si lo soporta, pero para estar seguro habría que hacer un testigo. Sobre un taco de la misma madera que vas a hacer el señuelo, aplicar el proceso de pintura que pensás usar y ver como se comporta cada elemento. De todas formas los productos de dos componentes, en este caso el barniz poliuretánico, se tornan un poco engorrosos de usar, ya que no tenes que preparar todo el litro de pintura porque lo derrocharía ya que una vez preparado hay un tiempo para usarlo, sino lo poco que vas a usar para cada señuelo sabiendo que en general hacemos un señuelo o una pequeña tanda de unos cuantos y lo que usaríamos de ese litro es una pequeña porción. Por lo que he leído se calcula aproximado la cantidad de barniz a utilizar y en vez de darlo por inmersión hay que "bañar" el señuelo, recogiendo el excedente de barniz para volverlo a usar en la próxima mano. Mucho mas fácil usar barniz de un componente, abrís la lata, sumergís el señuelo y listo!. Se que el barniz de la marca Glasurit no se consigue fácilmente, pero que la marca Wanda que si se consigue anda muy bien también.

      Eliminar