martes, 21 de noviembre de 2017

Uruguay!... que no ni no!



El año pasado dos amigos, uruguayos ellos, y en momentos distintos ya que no se conocen,  me recomendaron para la pesca de tarariras tornasoles (Hoplias Lacerdae) un señuelo de la marca Mars. Tanto Marcos Aranda "El Paragua", como Francisco Giupponi Lopez me hablaron de las bondades de este señuelito... y Francisco ademas me dejó uno de regalo.

Yo no he tenido aún la posibilidad de usarlo, pero con sus 82 milímetros de largo mas paleta, me pareció buena la idea de clonarlo escalándolo a una medida que a mi criterio fuera mas versátil. Para ello, y Corel Draw mediante, lo pase a 62 mm, que es el que presento en esta nota y también lo dibujé en 52 mm pensando a futuro, tal vez con un cambio de paleta.

Pero también en la ultima visita al "paisito" me traje un trozo de leña del fogón que estábamos haciendo. Un corte de álamo que estaba bien seco y sin grietas. 

Esa es la conjunción para esta nota: el Mars en álamo Uruguayo... 

Vamo´Arriba!



La siguiente es la plantilla dibujada en Corel para esta nota. La silueta de 82 mm corresponde al señuelo original y los otros son los perfiles escalados. Imprimiendo esta imagen en escala 1:1 obtendran los perfiles, por si alguno está interesado en hacerlo.


Manos a la obra:

Comencé por cortar un trozo del tronco de álamo un poco mas largo de lo necesario.



Y sobre la cara del corte tracé dos paralelas dejando entre ellas algo mas de dos centímetros.


Realicé los cortes con serrucho de ebanistería para que sea medianamente prolijo.


Imprimí la plantilla y con un cutter corté el perfil elegido y su correspondiente paleta.



Luego usando pegamento en barra, que no moja el papel y por lo tanto no se arruga, pegué el perfil del cuerpo sobre la madera.



Tracé una líneas de ayuda para realizar cortes de aproximación y facilitar el trabajo posterior de desbaste con trincheta.


Realizados los cortes, estaba en condiciones de aproximar la forma usando una trincheta bien afilada. La madera de álamo es muy linda para tallar, ya que responde bien al filo y deja una superficie bastante lisa, sin "arranques".


La silueta ya estaba lista en aproximación. Dejé, como siempre, un poquitito de madera de mas para tener excedente a la hora del lijado.


El dimensionado visto desde el lomo lo hice totalmente arbitrario, buscando cierta proporción en el total del cuerpo y sabiendo que la vista es muy sencilla: cabeza redondeada y ahusada la cola en el ultimo tercio. Partí de un espesor de 20 mm, sabiendo que una vez pulido y terminado estaría en el orden de los 18/19 mm en la parte central del cuerpo y 10 mm en la cola.


Sin despegar la plantilla comencé redondeando la cabeza.


Y afinando la cola.


Líneas a mano alzada y trazadas a ojo me ayudaron a guiarme en el desbaste. Usted avezado hobbista que lee estas líneas sabrá que "mejor que decir es hacer y mejor que prometer es realizar" ... trazando líneas formales, tomando medidas obtendrá mejores resultados... pero "la única verdad es la realidad" y yo las tracé a ojo y mano alzada.



Las dimensiones ya estaban dadas. Empieza la fase de redondear bordes y hacer los biseles en la cola.


Entiendo que lo mejor sería usar la misma plantilla impresa y recortando la forma que marca los biseles, pero también elegí hacerlo a mano alzada. Lo hago con lapicera roja porque queda bien marcado.


Para redondear el lomo siempre empiezo haciendo un chaflán que me aproxima la curva que abarcará en este caso, desde la línea roja del chanfle inferior a la línea de lápiz marcada en el centro del lomo.


Un poco fuera de foco la fotografía, pero puede observarse bien el chaflanado del lomo.


Para lograr la curvatura del lomo, el desbaste sigue generando cortes en el filo del chaflan para ambos lados. De a poco y con cortes pequeños se va logrando una curva simétrica.





Marqué también, por debajo del cuerpo, el eje longitudinal y una línea a cada lado que me ayudan a delimitar donde termina cada bisel. Ya estaba en condiciones de empezar a desbastar.






En esta vista pude comparar la simetría e ir trabajando de a poco con la trincheta buscando que ambas caras queden parecidas.


Siempre aproximándome a la línea y sin tocarla para dejar lugar para el lijado y pulido final.



Pequeños toques con el filo de la trincheta me permitieron lograr la aproximación redondeada de la cabeza.




Amigo de las lijas:

La lija de grano Nro 80 la usé para terminar el desbaste y dejar la forma terminada, y sin marcas de cortes del filo de la trincheta. Como siempre el lijado lo hice usando un taco plano y en el sentido de la veta de la madera, salvo en la zona de la cabeza que la veta se va apareciendo cada vez mas perpendicular a la lija. En ese caso uso la lija dando pequeños golpes con dirección a la curva a lijar.


Las siguientes fotografías muestran el resultado logrado usando la lija de grano nro 80.



Siempre me resulta importante observar el borde de las aristas. La continuidad de las mismas de forma "ordenada", mas allá de lo sinuoso, habla de la prolijidad del trabajo. En la fotografía de abajo puede verse que las dos aristas de la panza del señuelo aún presentan deformaciones .


En cambio en esta otra foto la arista recorre el perfil armoniosamente, acompañando el bisel hasta la cabeza.


El cuerpo del señuelo ya estaba listo para se pulido, cosa que hice usando lijas de grano Nro 120, luego 180 y para terminar 220.





Dibujé a lápiz las muecas que completan la talla, respetando el modelo original.


Y las profundicé un poco con la trincheta.


Marqué también la posición e inclinación de la paleta, superponiendo la talla sobre la plantilla impresa (omití fotografía)


Una simple comparación.


La Paleta:

Partí también de la impresa en la plantilla y que previamente había cortado junto con la silueta del cuerpo.


Al igual que la silueta, la pegué sobre el material elegido. En este caso una lámina de acero inoxidable de 0,5 mm de espesor.


Con una tijera para cortar chapas, aproximé la forma lo mas posible. Le extendí un poco la parte trasera, la que irá inserta en el cuerpo, porque lo que está dibujado en la plantilla me pareció a simple vista que era poco.


Usé limas de matricería para ajustar el acero inoxidable a la forma de la plantilla. En este caso usé una lima cuchillo para las curvas convexas y una media caña para las cóncavas.


Este fue el resultado.


Ahora con un punto de marcar, hice dos puntos casi pegados a la intersección de los ejes dibujado en la plantilla y que marcan la posición de la toma de línea.


Los puntos son necesarios para realizar la perforación con mecha de 1 mm y poder generar una ranura por donde pasará el alambre que formará la toma de línea.


Usando un taladro de banco hice las dos perforaciones.


Lo siguiente fue tratar de unir esas dos perforaciones usando una fresa montada en el minitorno Dremel y quitando solo el material que separa los dos agujeros.

Nota: Podría armar la toma de línea pasando cada punta del alambre por cada uno de los agujeros, pero el hecho de generar la ranura me da siempre la sensación que, a posteriori, si queda desalineada la toma, es mas sencillo corregir el error y no se nota tanto.


La ranura ya estaba realizada.


Finalmente pulí la paleta usando lija Nro. 400.


Con una sierra de tamaño juniors realicé la ranura para alojar la paleta. El espesor de esta hoja de sierra genera una ranura acorde al espesor de la chapa usada.



Sólo me quedaba generar la ranura para el alma de alambre de acero para poder proceder al montaje y transformar mi talla en un señuelo. Por la curvatura del cuerpo, decidí cambiar el tradicional método que uso en la mayoría de mis trabajos, que es usando una hoja de sierra para metales de 24 dientes. En este casó opté por usar una piedra de corte montada en el minitorno.


La ranura quedó un poco mas ancha que lo normal, pero de todas formas sirve.


Con un trozo de alambre de acero inoxidable y un par de pinzas ya estaba en condiciones de transformar mi trabajo en un señuelo.  Cabe destacar en este paso que por el hecho de usar paleta metálica este señuelo NO llevará contrapeso.


Metamorfosis: Haciendo un señuelo.

Comencé generando la toma de línea, como es en general en los casos que la misma está ubicada en la paleta, pues de lo contrario es engorroso hacerla. En otros casos, comienzo siempre por la toma del medio. Esto puede verse en la entrada de este blog. Señuelos con Alma 

Para ello empecé generando un pequeño dobléz en una de las puntas del alambre.


Para luego generar un círculo


Y luego enderezando la pata sobre el mismo alambre, la toma quedaría formada. Solo resta colocarla y trabarla en la ranura de la paleta.


Enhebré el alambre en la paleta, prestando atención que la parte mas corta quede hacia adelante, ya que el resto del alambre deberá continuar por la ranura del cuerpo para asomar formando las tomas restantes y la para mas corta se doblará sobre la paleta y oficiará de traba del conjunto.


Apreté el ojo de la toma en mi morza de forma que los dos extremos del alambre quedaran hacia arriba.


Y ejerciendo un poco de presión con mis manos abrí ambas patas para abajo.


Con unos pocos y cuidados golpes de martillo aplasté las patas de alambre bien pegadas a la paleta.


Y con un alicate corté el excedente de la pata mas corta para que no sea exagerado.


Monte la paleta en el cuerpo y doblé el alambre en la marca que me indicaba donde iba posicionada la toma central. Esta marca está bien indicada con una flecha en la plantilla del cuerpo.


Midiendo cuánto debía introducir el alambre en la ranura del cuerpo, generé un pequeño doblez para marcar el inicio de la curva del ojo de la toma central.


Giré el alambre sobre la punta cónica de la pinza para cerrar un nuevo ojal. En este caso la toma del medio.


Enderezando el extremo mas largo tuve el ojo de la toma terminado. Solo resta enderezar el resto del alambre en dirección a la cola del cuerpo para realizar la última toma.


El largo del cuerpo me indicó con exactitud donde realizar la toma de la cola. Generé nuevamente un pequeño doblez en el alambre que me indicó donde hacer el ojo.



Repetí los pasos usados en las tomas anteriores.


El excedente de alambre lo corté usando un alicate y el alma ya estaba lista para ser colocada.


Presenté el alma en el cuerpo. 

Nota: Es imprescindible para lograr buenos resultados que una vez colocado el alambre en la ranura, este no se mueva ni pugne por salirse de su lugar. Un alma de alambre bien construida permanecerá en reposo en su lugar y puede ser pegada sin tener que realizar ningún tipo de esfuerzo para mantenerla en posición.


Con la consabida fórmula de cianocrilato (La Gotita) y bicarbonato de sodio procedí a pegar todo el conjunto "alma&paleta". Es fundamental antes de pegar la paleta estar seguro que la misma se alinea perfectamente con el cuerpo.



Una vez lijado el excedente de La Gotita y Bicarbonato, y para lograr mejor terminación, apliqué una fina capa de masilla de un componente Sikkens Kombifiller recomendación del amigo José Luis Ganim (se consigue en las pinturerías que venden materiales para pintura de automóviles)




Dependiendo de las condiciones climáticas, esta masilla, aplicada en finas capas, seca en un lapso de entre cinco y diez minutos.


Con la lima tipo cuchillo de matricero remarqué los detalles tallados en el cuerpo. Sinceramente una vez hechos no me resultaron agradables sobre el modelo y no descarto a futuro, si repito la fabricación de este señuelo, no tener en cuenta estos detalles que, a mi gusto, no suman.


Para finalizar la nota, y comenzar el proceso de pintura, apliqué a pincel varias manos de masilla a la piroxilina diluida en thinner.



Queda pendiente el proceso de pintura que una vez terminado actualizará esta misma nota.

Buena Pesca!

Edito 27/11/2017 con el trabajo terminado y una tanda con destino a Durazno en Uruguay.





4 comentarios:

  1. Telmo primero quieto felicitar su experticia sus trabajos son buenisimos e inspiradores... Motivan a querer intentar al menos la realizacion de algo parecido a lo por ud expuesto... Ante ello quiero realizarle una consulta una vez aplicada la masilla roja y habiendo procedido al lijado con (lija al agua 400) he notado que se puede ver la madera del señuelo, esto denota que fue escasa la aplicacion de masilla o es comun que quede asi? Gracias ppr sus trabajo, por compattir su Sapienza y su tiempo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fernando! Me alegra que pueda serte util mi trabajo... che... no debería notarse la madera una vez lijada la masilla, si asi fuera hay que dejar que seque bien, en el caso que lijes al agua y volver a aplicar. Abrazo!

      Eliminar
  2. Como siempre un trabajo soberbio maestro, te felicito. Otra cosa que me gustó mucho fue el título, esa expresión propia nuestra uruguaya cuando frente a las adversidades sobre todo futbolisticas sale a la luz la garra charrua y con el gol en el ultimo minuto se nos sale del alma ese grito "Uruguay que no ni no!!!"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Emma! Desde que se me ocurrió hacer esta nota el titulo y el remate "Vamo´arriba!... estaban cantados! Abrazo

      Eliminar